Parlamento del agua
   
  inicio
    presentación
ley del agua
consejos locales del agua
guías
Bruno Latour en español
 
                   
  parlamento del agua 07 08
presentaciÓn
 
 

.

Bruno Latour

 

 

 

 

Bruno Latour :

Hay muchas dificultades prácticas, pero la principal es una dificultad conceptual: encontrar un uso para la ciencia que no sea el del experto definiendo el ambiente natural —lo que se conoce— y luego los políticos y los otros intereses discutiendo al respecto. La ciencia es usada en muchos de estos casos como una forma de renovar la complejidad de los debates que están bloqueados. Por ejemplo, tenemos un río y si se hace la suma de sus usos no hay suficiente agua para satisfacerlos a todos. Una forma es empujar a los científicos en otras direcciones de manera tal que encuentren los recursos, que estudien la geología subyacente. Pero cuando se les pide a los científicos que hagan esto, ellos se ven envueltos en un debate que los divide por la mitad. Entonces, no hay una ciencia unificada con la que se pueda contar para tomar decisiones políticas.

Esto es un caso normal en muchas disputas científicas, en las que los científicos mismos no están unidos. Por lo tanto hay una curva de aprendizaje en la cual es bastante difícil hacer que los políticos y los científicos aprendan que la intervención de la ciencia no unifica la discusión. Permite otras avenidas posibles, multiplica las opciones; pero la unidad, el rol de unidad, el rol de construir un sentido común queda ahora en manos de la política y no de la ciencia.

   

Ahora bien, para llevar a cabo esta unidad política se torna necesario modificar la definición de lo que es la política. Porque si la política es solamente negociar arreglos con humanos, es imposible manejar un experimento en el que, por ejemplo, hay que aprender —teniendo en cuenta la geología y la meteorología— la posibilidad de un río uniendo las zonas de captura del río arriba y del río abajo. Son series de cosas para las cuales el proceso político no necesariamente se ajusta bien.

Por lo tanto es necesario modificar la definición de la ciencia, que deviene en "perplejidad" y no en "certidumbre". No complejidad sino perplejidad [ver definición en la entrevista completa]. Y luego modificar la definición de la política, de manera tal que el trabajo de hacer la consultoría de agrupar intereses sea revisado para incluir a los no-humanos. Y ahí está la dificultad, porque de alguna forma hay que encontrar una vía —que es relativamente común en ecología, en ecología política— de representar al río en algún sentido. No en un sentido ecológico profundo, porque la cuestión no es representar al río por sí mismo —no hay nada que merezca ser representado por sí mismo— sino por el sentido común, por formar un bien común, un cosmos. Y eso es muy interesante de decodificar, de aprender de este experimento que es nuevo. Algo así como cuando se baraja y se da de nuevo.

     
                 
  << página inicio   < página anterior 07 -08
 
<< pÁgina de inicio
 
                 
18-Nov-2008
glosario
accesibilidad
disclaimer
privacidad
preguntas
mapa del sitio
  diseño : hbae
    Copyright © HBAE. All rights reserved.